18.3.15

Gafas de madera

COMPARTIR

Un domingo paseando por el Puerto de la Cruz, pasé por el Mercadillo de artesanía “Pinolere se mueve” en la Plaza de Europa. Estaba viendo los puestos de los artesanos cuando de repente descubrí el puesto de Eugenio. 

Eugenio es un constructor de instrumentos musicales de caja y cuerdas, un lutier que también construye, con las mismas maderas, preciosas gafas.

Allí estaba él, me impresionaron sus diseños originales hechos con mucho cuidado, con materiales como palisandro, ciprés, caoba, ébano, palo rojo, haya, incluso piel natural. Toda una obra de arte, la cual me dejó con la boca abierta.

Personalmente, valoro muchísimo los trabajos realizados con madera, ya que en mi familia hay varias generaciones de carpinteros.

Al ver el trabajo de Eugenio, inmediatamente me enamoré de sus diseños de gafas y no tardé en encontrar las que mejor me quedaban. Se las compré y conversé con él. En esa conversación descubrí que detrás de este magnífico trabajo hay una persona inteligente, luchadora, con el don de la lutería. 
Le pregunté si podía entrevistarle y él amablemente me contestó que sí. Por eso hoy tenemos el placer de hablar con él y conocerlo mejor.

Hola Eugenio, agradecemos mucho poder charlar un rato contigo.
¿Cómo llegas al mundo de la luthería?
Siempre me gustó la música y siempre estuve cerca de ella, a través de amigos, yendo de concierto o simplemente escuchándola en mi casa o en mis auriculares, pero nunca supe cómo ser parte de ella. Hace algún tiempo me tomé un año sabático para viajar, tener tiempo para mí, disfrutar y pensar muchas cosas, entre ellas buscar un nuevo rumbo laboral para la vuelta a la realidad. Un día en Bolivia, después de unos meses de recorrerla, me topé con Martín, un luthier excepcional. Charlamos, me mostró su trabajo, me invito a su taller y ahí apareció la primera sensación. Al día siguiente me levanté pensando en él, lo llamé y le pregunté si podía enseñarme algunas cosas en los próximos días. Vi un camino, por primera vez sentí que encontraba una motivación laboral.


¿Cuándo empezaste a hacer gafas?
Algunos años después, ya con experiencia en el campo de la luthería, dedicándome y viviendo de hacer y reparar instrumentos, pero con la dificultad de empezar en un nuevo lugar, (Tenerife). Un día me llama un amigo que vive en Barcelona, (donde viví ocho años y comencé mi trabajo como lutier) y me cuenta que vio pasar un pibe con gafas de sol de madera, y que le quedaban espectaculares. Me pareció una idea buenísima, así que en el mismo momento me puse a trabajar y realizar algunas pruebas, y no paré hasta hoy.

¿Qué diferencias encuentras entre hacer instrumentos y hacer gafas?
Hacer un instrumento, además de conocimiento requiere una serie de aptitudes, entre otras y de las más difíciles de encontrar, la paciencia, esta aporta la templanza para seguir paso a paso todo el proceso constructivo de un instrumento, a través del cual uno se llena de sensaciones, de expectativas, es un proceso místico, sobre todo porque hasta el final nunca se sabe cómo sonará el instrumento. Esto es apasionante. Evidentemente en la realización de las gafas hay un proceso diferente y un método que con mucho esfuerzo logré desarrollar. Luego hay algunas técnicas que se repiten, y por supuesto el conocimiento de la madera, el saber cómo puede comportarse según que estímulo. Pero la mayor diferencia para mi está en la sensación que provoca ese proceso de transformación de la madera, que en las gafas es inmediato, es de un día para otro, es momentáneo, mágico. Para mí, ese proceso es un acto de magia.


¿En qué te inspiras para realizar los modelos de gafas?
No tengo claro realmente en que me inspiro, supongo que son muchas cosas, el proceso en sí, el método que desarrollé es inspirador, luego está ese deseo constante de hacer un objeto hermoso, mágico, que enamore, tengo eso en mi cabeza todo el tiempo, y definitivamente influye de manera directa en el hacer de las gafas.


Cuando vas a empezar un trabajo, ¿tienes en mente el resultado que quieres obtener o te va saliendo sobre la marcha?
Ambas cosas, a veces lo veo con claridad, porque lo imaginé, lo soñé o simplemente porque es un encargo por ejemplo, y otras veces, simplemente me dejo llevar, solo estoy ahí conectado con lo que estoy haciendo, respirando, con conciencia, y dejo que fluya. Algo que puedo hacer porque el método que desarrollé me lo permite.


¿Qué tipos de madera trabajas? ¿Qué tratamientos necesita la madera?
Uso diferentes maderas, que por supuesto son las mismas que utilizo para la construcción de instrumentos, como pueden ser, Palisandro, Ébano, cedro, Palo rojo, Caoba, etc. Es de esta manera que encuentro calidad y garantía en el producto, es mi trabajo y son las maderas, su nobleza, su proceso de secado, su tratamiento natural, el cuidado al que se someten durante todo el proceso. Cabe destacar que todas las maderas salen de bosques de cultivo y evidentemente tienen su sello de sostenibilidad.


¿Cuáles son tus herramientas de trabajo?
Utilizo varias herramientas, diferentes en cada momento del proceso, sierra de marquetería, fresadoras, minitornos, lijadoras, pulidoras y diferentes accesorios.


¿Qué metas persigues para tu negocio y qué pasos estás dando para conseguirlas?
Las metas son el mantenerse en el mercado, seguir trabajando y aprendiendo para poder proyectar cierto crecimiento también, ir de a poco, pero crecer, que nos conozcan más, que se vayan sumando artesanos que aprendan a hacer las gafas y aporten sus conocimientos también para mejorar e imprimir su sello personal en cada gafa.


¿Qué consejo les darías a otras personas, que como tú, persiguen el sueño de vivir de un trabajo artesanal?
Pues que trabajen con alegría, que siempre esté la intención de hacer algo hermoso, que busquen conectar con lo que hacen. Ser consecuente con uno mismo y no darse por vencido.

Muchas gracias por todo, seguiremos muy de cerca los trabajos de www.oegafasdemadera.com y esperamos que todo te vaya muy bien.









No hay comentarios

Publicar un comentario

SUBIR ARRIBA
EL COLOR NATURAL © - DISEÑO POR HERPARK