27.7.12

Jabón de barro del Mar Muerto

COMPARTIR
Este jabón lo he elaborado gracias una compañera jabonera del banco del tiempo de Tenerife, que me regaló los barros del Mar Muerto, además de arena del Chinguetti, Lapislázuli y de compartir conmigo su sabiduría jabonera.
El jabón contiene Barro del Mar Muerto, aceite de oliva, aceite de coco, aceite de sésamo, cera de abeja, tintura de benjuí y aceite esencial de árbol del té.

El Mar Muerto, situado entre los límites de Israel, Cisjordania y Jordania, es en realidad un lago de agua salada. Con una longitud de 76 Km. y una superficie de aproximada de 625 m²., se encuentra a 416 m. bajo el nivel del mar, lo que hace que sea la extensión de agua más baja del planeta. Debido a su salinidad sus aguas son tan densas que hace que se flote en ellas sin esfuerzo alguno.
Esta alta concentración de sal se debe principalmente a su clima cálido y seco que provoca una intensa evaporación, siendo el río Jordán su principal abastecedor de agua.
Su salinidad de unos 350 gramos por litro, aproximadamente diez veces superior a la salinidad de nuestros mares, hace que resulte imposible la existencia de seres vivos.
En algunos puntos su costa se ha recortado en más de 600 m en relación a donde se encontraba hace tan solo 25 años y se calcula que en algo más de 100 años su superficie se verá disminuida a la mitad.
La temperatura no suele bajar de los +10ºC y el grado de humedad es mínimo, alrededor del 35%. Con un promedio de más de 325 días de sol al año y un 8% más de oxígeno dada una presión atmosférica sobre los 1050 milibares, mejora la filtración de las radiaciones ultravioletas nocivas. También el aire posee efectos relajantes y calmantes al ser más rico en magnesio y bromuros.
PROPIEDADES
El agua del Mar Muerto contiene 21 minerales distintos, entre los que se encuentran el magnesio, calcio, bromo y potasio, y algunos de ellos no se encuentran en ningún otra agua de nuestros mares. El Mar Muerto contiene 10 veces más sales y minerales que el Mar Mediterráneo. Estas sales minerales poseen efectos relajantes, anti-alérgicos, calmantes, hidratantes y supernutritivos, y además de contribuir a fortalecer nuestro organismo, revitalizan el tejido celular de la piel. Los últimos estudios científicos han demostrado la eficacia de estos minerales en el tratamiento y prevención de varias enfermedades como psoriasis, acné, rosácea, seborrea, eczemas, dermatosis, reuma, artritis, enfermedades respiratorias y cardiovasculares.
El Barro Negro del Mar muerto limpia la piel en forma profunda y la nutre con sus compuestos minerales vitales, actuando como rejuvenecedor, antiarrugas, antiseborreico, anticelulítico, exfoliativo, revitalizador, regenerador celular, regulador circulatorio, y reenergizante. Atenúa los signos de expresión.

No hay comentarios

Publicar un comentario

SUBIR ARRIBA
EL COLOR NATURAL © - DISEÑO POR HERPARK