17.11.11

Jabón de miel

COMPARTIR
La miel contiene gran cantidad de enzimas, carbohidratos, vitaminas C, D y E; algunos minerales, etc.
La elaboración del jabón de miel se realiza a temperatura fría. Ésta, se vierte cuando el jabón está espesando, ya que a temperaturas superiores a los 38º C se destruyen las propiedades activas que posee. 
La miel proporciona una película protectora y transparente que contribuye a mantener la piel humectada. Con este jabón se consigue suavizar la piel, además es antiséptico y bacteriostático. No aporta nada de grasa, considerándose incluso algo astringente.
A los jabones se les puede añadir cáscara de limón o naranja en trocitos o rallada junto con esencia de limón o naranja. Así, tendrá efecto exfoliante.
¿Cómo se elabora el jabón? haz click en el siguiente enlace: Hacer jabón paso a paso
¿Cómo se formula el jabón? haz click en el siguiente enlace: Formular recetas de jabón
Receta de Jabón de Miel: Dulce miel para tu piel

No hay comentarios

Publicar un comentario

SUBIR ARRIBA
EL COLOR NATURAL © - DISEÑO POR HERPARK