13.9.11

Jabón de aceite de oliva y lavanda

COMPARTIR
425 g de aceite virgen extra de oliva
28 g de cera de abejas (la cera hace los jabones más duros y consistentes)
58 g de hidróxido de sodio (sosa cáustica)
140 g de agua destilada o mineral
Después del punto de cuajado añadir 20 gotas de esencia de lavanda
Modo de preparación:
Coloque el aceite y la cera en un recipiente de cerámica, vidrio resistente al fuego o acero inoxidable. Las grasas sólidas como la cera de abejas deben derretirse a fuego lento. Remueva bien y apague el fuego cuando esté derretido, la temperatura de los aceites debe estar cercana a los 30ºC, nunca debe hervir.
Con protección para las manos, vierta en el agua la sosa cáustica y remueva con una cuchara (nunca de aluminio) durante unos segundos hasta que se disuelva la sosa.
Añada la solución de sosa+agua a las grasas y remueva hasta que la mezcla se espese. También puede usar la batidora para acelerar el proceso. Debe remover hasta el punto en que pueda hacer gotear un poco de jabón desde el reverso de la cuchara  que deje una línea dibujada en la superficie de la mezcla, entonces ha llegado el punto de cuajo.
En este momento se añade el aceite esencial.
Remueva y a continuación vierta la mezcla en moldes. Los moldes pueden ser tarros de yogur, tupper, etc.
Deje reposar durante 2 días, desmoldar y cortar al gusto. Una vez desmoldado dejar reposar 30 días dándole la vuelta cada 10 días aproximadamente, entonces el jabón estará listo para usar.
Puedes encontrar más información en el siguiente enlace: Hacer jabón paso a paso
Este jabón tiene propiedades antisépticas, se recomienda para pieles sensibles y grasas. 

No hay comentarios

Publicar un comentario

SUBIR ARRIBA
EL COLOR NATURAL © - DISEÑO POR HERPARK